16 —Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente —afirmó Simón Pedro.