31 Los demonios le rogaron a Jesús:—Si nos expulsas, mándanos a la manada de cerdos.