39 Pasamos por encima de la puerta de Efraín, la de Jesanáa y la de los Pescados; por la torre de Jananel y la de los Cien, y por la puerta de las Ovejas, hasta llegar a la puerta de la Guardia. Allí nos detuvimos.