32 Después de presentarme el diezmo de los diezmos, ya no será pecado que coman lo que sobre.»No profanen las ofrendas sagradas de los israelitas, porque de lo contrario morirán».