29 ¡Ay de ti, Moab!¡Estás destruido, pueblo de Quemós!Tu dios convirtió a tus hijos en fugitivosy a tus hijas en prisioneras de Sijón,rey de los amorreos.