18 Cuando ya no tienen licor,se entregan de lleno a la prostitución,¡y hasta sus gobernantes aman la deshonra!