31 Si los justos reciben su pago aquí en la tierra,¡cuánto más los impíos y los pecadores!