18 Ciertamente su casa conduce a la muerte;sus sendas llevan al reino de las sombras.