27 El espíritu humano es la lámpara del SEÑOR,pues escudriña lo más recóndito del ser.