1 En las manos del SEÑOR el corazón del rey es como un río:sigue el curso que el SEÑOR le ha trazado.