21 Hijo mío, conserva el buen juicio;no pierdas de vista la discreción.