8 Las palabras de mi boca son todas justas;no hay en ellas maldad ni doblez.