5 Saluden igualmente a la iglesia que se reúne en la casa de ellos.Saluden a mi querido hermano Epeneto, el primer convertido a Cristo en la provincia de Asia.a