14 «Llena está su boca de maldiciones y de amargura».a