8 ¡Dichoso aquelcuyo pecado el Señor no tomará en cuenta!»a