36 Inclina mi corazón hacia tus estatutosy no hacia las ganancias desmedidas.