39 Líbrame del oprobio que me aterra,porque tus juicios son buenos.