62 A medianoche me levanto a darte graciaspor tus rectos juicios.