4 Pero en ti se halla perdón,y por eso debes ser temido.