8 Siempre tengo presente al SEÑOR;con él a mi derecha, nada me hará caer.