49 Por eso, SEÑOR, te alabo entre las nacionesy canto salmos a tu nombre.