10 Aunque mi padre y mi madre me abandonen,el SEÑOR me recibirá en sus brazos.