7 ¡Levántate, SEÑOR!¡Ponme a salvo, Dios mío!¡Rómpeles la quijada a mis enemigos!¡Rómpeles los dientes a los malvados!