4 Si se enojan, no pequen;en la quietud del descanso nocturnoexamínense el corazón. Selah