2 Tú eres el más apuesto de los hombres;tus labios son fuente de elocuencia,ya que Dios te ha bendecido para siempre.