10 ¡Condénalos, oh Dios!¡Que caigan por sus propias intrigas!¡Recházalos por la multitud de sus crímenes,porque se han rebelado contra ti!