2 Escucha, oh Dios, mi oración;presta oído a las palabras de mi boca.