35 En tu santuario, oh Dios, eres imponente;¡el Dios de Israel da poder y fuerza a su pueblo!¡Bendito sea Dios!