33 Porque el SEÑOR oye a los necesitados,y no desdeña a su pueblo cautivo.