3 Y cuando piden, no reciben porque piden con malas intenciones, para satisfacer sus propias pasiones.