4 Vino entonces a mí esta palabra de parte del SEÑOR Todopoderoso: