18 Vino a mí la palabra del SEÑOR Todopoderoso, y me declaró: