43 Y el rey de Israel se fue a su casa triste y enojado, y llegó a Samaria.