8 mas confiamos, y querremos más peregrinar del cuerpo, y ser presentes al Señor.