16 Y huyeron los hijos de Israel delante de Judá, y Dios los entregó en sus manos.