17 Pero el pueblo aun sacrificaba en los altos, aunque al SEÑOR su Dios.