17 Y los fundió el rey en los llanos del Jordán, arcilla de la tierra, entre Sucot y Seredata.