8 Y él me dijo: ¿Quién eres tú? Y yo le respondí: Soy amalecita.