25 Pero la que tenéis, tenedla hasta que yo venga.