22 Cuando en alguno hubiere pecado de sentencia de muerte, por el que haya de morir, y le habrĂ¡s colgado de un madero,