8 que sobreabundó en nosotros en toda sabiduría e prudencia,