10 Para que la multiforme sabidurĂ­a de Dios sea ahora notificada por la Iglesia a los principados y potestades en los cielos,