30 Poco a poco los echaré de delante de ti, hasta que te multipliques y tomes la tierra por heredad.