8 Antes, en otro tiempo, no conociendo a Dios, servĂ­ais a los que por naturaleza no son dioses;