28 Y se quedaron allĂ­ mucho tiempo con los discĂ­pulos.