32 Y Agripa dijo a Festo: Podía este hombre ser suelto, si no hubiera apelado a César.