4 Y Pedro, con Juan, fijando los ojos en él, dijo: Míranos.