12 SEÑOR, tú nos depararás paz; porque también obraste en nosotros todas nuestras obras.