3 Y los principales de ellos enviaron sus criados al agua; vinieron a las lagunas, y no hallaron agua; volvieron con sus vasos vacĂ­os; se avergonzaron, se confundieron, y cubrieron sus cabezas.