30 Plata desechada los llamarán, porque el SEÑOR los desechó.